AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Volver a Sweet Life
  • Sabores: Clásicos
  • Especialidad: Los Carbayones
  • Originalidad:
  • Variedad:
  • Decoración:
  • Servicio:
  • Accesibilidad:

Encendemos las luces con las cámaras preparadas y entramos en acción, que comienza una historia de película, la de Camilo de Blas. Corre el año 1827 cuando don Camilo funda su confitería en la ciudad de León, pero aún quedaba mucho por delante. Caminos, kilómetros e historias por recorrer que giran de rumbo en 1914, cuando su hijo, José, se casa y se lleva la pastelería a la calle Jovellanos de Oviedo. Sólo un año después, sigue la expansión del negocio, cuando su otro vástago, Julián, inaugura un nuevo establecimiento en Gijón.

El susto llega en 1929, cuando un gran incendio casi acaba con ellos, pero se reponen con éxito y continúan su andadura hasta el día de hoy. Una vida llena de arte que va desde las menciones del escritor Luis Junceda, pasando por apariciones en largometrajes como ‘¡Jo, papá! o ‘Vicky Cristina Barcelona’ y en el viaje gastronómico de la actriz Gwyneth Paltrow, el cocinero Mario Batali y el crítico Mark Bittman, ‘Spain on the road again’.

Hoy en día Camilo de Blas cuenta con tres tiendas, dos de ellas en Oviedo y otra en Gijón, todas ellas en el centro de las ciudades y de fácil acceso tanto a pie como en coche o transporte público. A esto se suma que venden sus productos a través de internet, así que disfrutar de sus delicias dulces es tan fácil como irresistible.

Su merecida fama se debe a una fórmula que podría parecer sencilla, pero que es fundamental, respetar la calidad de cada uno de los ingredientes y honrar las tradiciones. Receta que se saborea en cada uno de sus bocados y que se refleja en los mostradores de sus tiendas, originales de mármol de Carrara que permanecen en su lugar desde la apertura.

Su mayor especialidad es, sin duda alguna, el carballón cuya leyenda se remonta al año 1924 cuando el ayuntamiento de Oviedo encarga a Camilo de Blas un pastel especial para representar a la ciudad en la I Feria Internacional de Muestras de Gijón. El nombre se lo deben al gentilicio de los ovetenses y a un árbol centenario que fue talado en 1879. La receta consiste en una masa de hojaldre rellena de huevo, almendra molida, coñac o vino dulce y azúcar, y cubierta de un almíbar elaborada a base de agua, zumo de limón, azúcar y canela.

También son imprescindibles sus princesitas, esas pequeñas golosinas de mazapán y yema o las casadiellas, unas empanadillas fritas rellenas de nueces, azúcar y anís. Y muchas otras creaciones que no nos podemos perder como los agustinos, las herraduras, las duquesitas, las conchitas, los sasepos, el milhojas, las bizcotelas y todo tipo de bollería, pasteles y tartas que harán las delicias de los más golosos.

Camilo de Blas

C/ Santa Susana, 8. Oviedo

Teléfono: 985 274 524

C/ Jovellanos, 7. Oviedo

Teléfono: 985 211 851

C/ Covadonga, 24. Gijón

Teléfono: 984 184 400

https://camilodeblas.es

 

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Cargando...