AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Volver a Sweet Life

Muffins de chocolate rellenos de caramelo salado

Anaísa López Menos de 30 minutos Dificultad: Fácil

 

Hay dos combinaciones de sabores que adoro con locura, pasión y desenfreno: el chocolate con caramelo salado, y el chocolate con mantequilla de cacahuetes. Si combinan las 3 cosas pasa algo que es más que maravilloso.

Los muffins de cacao con pepitas de chocolate de Dulcesol son de mis productos favoritos, son deliciosos y súper prácticos para tener en una merienda bonita o en una mesa de postres increíble. Pensé que no podían mejorarse, pero sí que estaba equivocada.

 

 

Si nunca han probado nada con caramelo salado seguro en este momento me están levantando una ceja mientras me leen, sí sí, yo sé que las palabras “caramelo” y “salado” no tienen mucho que ver, pero créanme que es una combinación DELICIOSA que va a dejar su paladar agradeciéndoles por el resto de los días. No es que la salsa es exclusivamente salada, o exclusivamente dulce, no no no, la manera en la que se me ocurre que se puede describir mejor es que al principio es dulce sin ser empalagoso y luego al final te sorprende el toque de la sal.



Esta salsa que os enseño hoy la tengo casi siempre en mi nevera porque es deliciosa y súper práctica para cubrir tortas, para los pancakes o para poner de topping a un helado. La hago desde hace mucho tiempo y es una receta que adoro porque es súper fácil, deliciosa, puede guardarse en la nevera y a todos les encanta.


Rellenar los muffins Dulcesol es facilísimo y no necesitan instrumentos de cocina extraños ni súper costosos, pueden hacerlo con la ayuda de una cucharilla de esta manera:

 

 

Para cubrir y decorar usé uno de mis buttercreams favoritos de todos los tiempos: el de mantequilla de cacahuete!, va delicioso con cupcakes, pero también sirve para rellenar y cubrir tartas y es súper suave, cremoso y riquísimo.

 

¡Espero que os encante esta receta!

 

 

Preparación

 

Hacer una incisión en la superficie de cada uno de los muffins como se indica en las imágenes anteriores, de manera que quede una especie de hoyuelo en cada uno de ellos.

  • Preparar la salsa de caramelo salado.

Para esto, colocar el azúcar en una olla / cacerola de una capacidad de al menos 2 litros.

Calentar el azúcar a fuego medio-alto, removiendo con un batidor de varillas mientras comienza a derretirse. Es normal ver que se forman grumos de azúcar, se irán derritiendo mientras se van calentando.

Cuando el azúcar se haya fundido por completo, dejar de remover y continuar cocinando hasta que se vea de un color ámbar oscuro. Hay que tener mucho cuidado porque este es el punto en el que el caramelo puede pasar de estar perfecto a estar quemado en segundos. Si usan un termómetro de cocina, cocinar hasta alcanzar los 175° C.

Cuando vean el color indicado (o la temperatura, si la tienen) añadir toda la mantequilla. Hay que tener cuidado porque el caramelo va a burbujear fuertemente cuando hagan esto. Remover con un batidor de varillas hasta que la mantequilla se derrita completamente.

Cuando la mantequilla se haya derretido, retirar del fuego y agregar lentamente la crema. El caramelo volverá a burbujear y mientras van removiendo las burbujas cesarán.

Remover hasta que toda la crema se haya incorporado y  agregar la sal. Dejar enfriar por 10-15 minutos a temperatura ambiente y luego guardarlo en un frasco de vidrio con tapa. Puede mantenerse frio en la nevera por hasta 3 semanas y sirve también para cubrir tortas y colocarlo como topping a los helados. Debe calentarse un poco antes de usarse si ha estado guardada en la nevera.

Usar la salsa de caramelo para rellenar los muffins, tal como se muestra en las imágenes anteriores.

  • Posteriormente, preparar el buttercream.

Colocar en un bowl apto para batidora el azúcar y las mantequillas y mezclar a velocidad media-alta por 2 minutos. Añadir la vainilla y la sal, y batir por otro minuto.

Reducir a velocidad baja y agregar la crema de leche, aumentar a velocidad máxima y mezclar hasta que la preparación haya tomado una textura homogénea.

Colocar el frosting con una manga pastelera o de la forma deseada y decorar los muffins. Los cupcakes se mantienen hasta por 2 días es un recipiente hermético.

 

 

 

Ingredientes

Para 8 cupcakes

  • 8 muffins de cacao con pepitas de chocolate Dulcesol

 

Para el relleno de caramelo salado

  • 2 tazas (400 grs) de azúcar
  • ¾ taza (170 grs) de mantequilla sin sal, cortada en cuadros pequeños
  • 1 taza (235 grs) de crema de leche (conocida en España como Nata espesa)
  • 1 cucharada de sal marina

 

Para el buttercream de crema de cacahuete

  • 1 taza (125 gramos) de azúcar pulverizada, tamizada
  • 1 taza (250 gramos) de mantequilla de maní cremosa (no funciona con mantequilla de maní hecha en casa)
  • 5 cucharadas (71 gramos) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • ¾ cucharadita de vainilla
  • ¼ cucharadita de sal
  • 120 mililitros de crema de leche

 

 

Preparación

  • Hacer una incisión en la superficie de cada uno de los muffins de Dulcesol.
  • Preparar la salsa de caramelo salado. Para esto, colocar el azúcar en una olla / cacerola de una capacidad de al menos 2 litros.
  • Calentar el azúcar a fuego medio-alto, removiendo con un batidor de varillas mientras comienza a derretirse.
  • Cuando el azúcar se haya fundido por completo, dejar de remover y continuar cocinando hasta que se vea de un color ámbar oscuro. Si usáis un termómetro de cocina, cocinar hasta alcanzar los 175° C.
  • Cuando veáis el color indicado (o la temperatura, si la tienen) añadir toda la mantequilla. Hay que tener cuidado porque el caramelo va a burbujear fuertemente cuando hagan esto. Remover con un batidor de varillas hasta que la mantequilla se derrita completamente.
  • Cuando la mantequilla se haya derretido, retirar del fuego y agregar lentamente la crema.
  • Remover hasta que toda la crema se haya incorporado y  agregar la sal. Dejar enfriar por 10-15 minutos a temperatura ambiente y luego guardarlo en un frasco de vidrio con tapa.
  • Usar la salsa de caramelo para rellenar los muffins.
  • Posteriormente, preparar el buttercream. Colocar en un bowl apto para batidora el azúcar y las mantequillas y mezclar a velocidad media-alta por 2 minutos.
  • Añadir la vainilla y la sal, y batir por otro minuto.
  • Reducir a velocidad baja y agregar la crema de leche, aumentar a velocidad máxima y mezclar hasta que la preparación haya tomado una textura homogénea.
  • Colocar el frosting con una manga pastelera o de la forma deseada y decorar los muffins. Los cupcakes se mantienen hasta por 2 días es un recipiente hermético.

 

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Cargando...