AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

¡Prepara una rosquilla gigante!

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Volver a Sweet Life

Sol gigante

Nina's Kitchen Más de 1 hora Dificultad: Media


¡Esta receta os va a requete-encantar!  Es tan vistosa que no pasará desapercibida.  ¿Tenéis un cumpleaños? ¿Una celebración especial? O… si simplemente queréis daros un capricho, ésta es vuestra tarta.

Aunque parezca laboriosa, no lo es, eso sí, lleva su tiempo hacerla, pero el resultado vale mucho la pena.

En esta tarta podéis usar la receta que bizcocho que más os guste, yo os pongo la mía con una textura esponjosa y suave.

Preparación:

Colocamos en un bol la mantequilla a dados, el azúcar y la vainilla y lo batimos con unas varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla uniforme. Añadimos los huevos y continuamos batiendo. Incorporamos la mitad de la leche y mezclamos con unas varillas manualmente.  Añadimos la mitad de la harina y seguimos mezclando a mano.  Echamos el resto de la leche, mezclamos, el resto de harina y volvemos a mezclar.


Una vez tengamos la masa lista, la dividimos en dos mitades y la depositaremos en los moldes que previamente habremos engrasado.  Si no tienes dos moldes iguales, hornea primero una parte y después la otra.

Horneamos a 170ºC unos 30 minutos. Recordad que para saber si el bizcocho está hecho, debemos pinchar con un palillo y éste debe salir completamente limpio.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. A continuación, desmoldamos y con la ayuda de una lira o un cuchillo igualamos nuestros bizcochos.

Con una cuchara trazamos un surco donde depositaremos el relleno, en este caso Buttercream.

Para hacer la Buttercream, colocamos en un bol la mantequilla cortada a dados, el azúcar tamizado, la leche y el extracto de vainilla y batimos hasta conseguir la textura tipo crema.

Separamos la mezcla en dos boles distintos, uno de ellos con un poco más de la mitad que mezclaremos con el cacao en polvo y servirá para cubrir la tarta.  Con la otra mezcla haremos el relleno tiñendo con el color que más os guste.


Una vez tengamos la buttercream coloreada la introduciremos en una manga pastelera y rellenaremos el surco que habíamos realizado con el bizcocho.  Cuando tengamos los surcos de los dos bizcochos rellenos montamos uno encima del otro.



Con la buttercream de cacao cubriremos los bizcochos, lo haremos en dos pasos, primero una vez con una capa fina, dejaremos enfriar en la nevera y a continuación procederemos a darle una segunda capa.

 

Antes de ponernos con el fondant, dibujaremos sobre papel de cocina la forma de nuestro molde para tenerla de referencia.  Recortamos y reservamos. Estiramos el fondant. Para que no se nos pegue en la mesa, espolvorearemos azúcar glas por la superficie.  Con la ayuda de un rodillo estiramos la masa.  Nos tiene que quedar muy fina.  Colocamos la plantilla sobre el fondant y con una cuchilla recorta con ondas la forma del molde.

Colocamos el fondant sobre la tarta y pincelamos la superficie con vodka.  Rápidamente espolvoreamos los fideos de colores para que se queden pegados.


¿Veis como no es tan difícil?  Os animo a que la probéis y que llenéis vuestros muros de Instagram y Facebook con Soles Gigantes!!!


Ingredientes

Para el bizcocho

- 150 g de matenquilla a temperatura ambiente

- 190 g de azúcar

- 1 cda de aroma de vainilla

- 2 huevos

- 160 ml de leche

- 250 g de harina

- 8 gr de levadura química

Buttercream:

-          250 g de mantequilla a temperatura ambiente

-          300 g de azúcar glas

-          3 cdas de leche

-          1 cdta de extracto de vainilla

-          colorante que más os guste para el relleno

-          2 cdas cacao en polvo

Decoración:

-          Pasta de azúcar de color rosa

-          Fideos de colores

-          Vodka

Preparación

1. Colocamos en un bol la mantequilla a dados, el azúcar y la vainilla y lo batimos con unas varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla uniforme.  Añadimos los huevos y continuamos batiendo.

2. Incorporamos la mitad de la leche y mezclamos. Añadimos la mitad de la harina y seguimos mezclando a mano.  Echamos el resto de la leche y resto de harina.

3. Una vez tengamos la masa lista, la dividimos en dos mitades y la depositaremos en los moldes que previamente habremos engrasado.

4. Horneamos a 170ºC unos 30 minutos.

5. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

6. Desmoldamos y con la ayuda de una lira o un cuchillo igualamos nuestros bizcochos.

7. Con una cuchara trazamos un surco donde depositaremos el relleno, en este caso Buttercream.

8. Para hacer la Buttercream, colocamos en un bol la mantequilla cortada a dados, el azúcar tamizado, la leche y el extracto de vainilla y batimos hasta conseguir la textura tipo crema.

9. Separamos la mezcla en dos boles distintos, uno de ellos lo mezclaremos con cacao y servirá para cubrir la tarta.  Con la otra mezcla haremos el relleno tiñendo con el color que más os guste.

10. introducimos las buttercream coloreada en una manga pastelera y rellenaremos el surco que habíamos realizado con el bizcocho. Cuando tengamos los surcos de los dos bizcochos rellenos montamos uno encima del otro.

11. Con la buttercream de cacao cubriremos los bizcochos.

12. Antes de ponernos con el fondant, dibujaremos sobre papel de cocina la forma de nuestro molde para tenerla de referencia. Recortamos y reservamos.

13. Estiramos el fondant. Nos tiene que quedar muy fina. Colocamos la plantilla sobre el fondant y con una cuchilla recorta con ondas la forma del molde.

14. Colocamos el fondant sobre la tarta y pincelamos la superficie con vodka.  Rápidamente espolvoreamos los fideos de colores para que se queden pegados.

 

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
 
Cargando...