AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

¡Unas magdalenas salvajes!

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Volver a Sweet Life

Cupcakes de animales

Es una opción muy visual y divertida que podéis utilizar como idea para hacer otras formas que os gusten. Tan sólo necesitáis dejar volar vuestra imaginación.

En esta elaboración podemos trabajar con niños, ya que les encanta modelar la pasta de azúcar y crear sus propios diseños en un proceso muy divertido.

Cortamos los copetes de las magdalenas con ayuda de un cuchillo y reservamos. En un bol ponemos la mantequilla y el azúcar glas y batimos a máxima potencia hasta tener una textura como de nata. Podemos añadir un colorante, nosotros hemos usado el amarillo, batimos de nuevo hasta unificar el color. Reservamos esta crema de mantequilla para cubrir las magdalenas y que sirvan de base a las decoraciones.

Cogemos una porción de pasta de azúcar y la teñimos agregando colorante con un palillo hasta obtener todos los colores deseados para nuestras decoraciones.

Con ayuda de un descorazonador de manzanas, realizamos un agujero a nuestras magdalenas. Rellenamos el agujero y la superficie con la crema de mantequilla hasta cubrirlas y dejamos la superficie plana con ayuda de una espátula.

Con un rodillo estiramos la pasta de azúcar y la recortamos con cortadores redondeados para formar las cabezas de nuestros animales. Para las piezas más pequeñas trabajamos con las manos haciendo cilindros o bolitas para los ojos y otros detalles.

Para pegar las piezas utilizamos un pincel pequeño un poco impregnado en agua (bien escurrido). Aquí la creatividad está en vuestras manos.

Una vez formadas las decoraciones, las reposamos con cuidado sobre nuestras magdalenas cubiertas de crema de mantequilla. Finalmente disfrutamos de un dulce bocado en la mejor compañía.

 

¿Os vais a resistir a preparar estas magdalenas tan salvajes?

 

 

Ingredientes

  • Magdalenas Dulcesol
  • 150 g de Mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 150g de azúcar glas tamizada
  • Colorantes alimentarios (especiales para pasta de azúcar)
  • 200g de pasta de azúcar (fondant)

 

Preparación

  1. Cortamos los copetes de las magdalenas con ayuda de un cuchillo y reservamos.
  2. En un bol ponemos la mantequilla y el azúcar glas y batimos a máxima potencia hasta tener una textura como de nata. Podemos añadir un colorante, nosotros hemos usado el amarillo, batimos de nuevo hasta unificar el color. Reservamos esta crema de mantequilla para cubrir las magdalenas y que sirvan de base a las decoraciones.
  3. Cogemos una porción de pasta de azúcar y la teñimos agregando colorante con un palillo hasta obtener todos los colores deseados para nuestras decoraciones.
  4. Con ayuda de un descorazonador de manzanas, realizamos un agujero a nuestras magdalenas. Rellenamos el agujero y la superficie con la crema de mantequilla hasta cubrirlas y dejamos la superficie plana con ayuda de una espátula.
  5. Con un rodillo estiramos la pasta de azúcar y la recortamos con cortadores redondeados para formar las cabezas de nuestros animales. Para las piezas más pequeñas trabajamos con las manos haciendo cilindros o bolitas para los ojos y otros detalles. Para pegar las piezas utilizamos un pincel pequeño un poco impregnado en agua (bien escurrido). Aquí la creatividad está en vuestras manos.
  6. Una vez formadas las decoraciones, las reposamos con cuidado sobre nuestras magdalenas cubiertas de crema de mantequilla.
  7. Finalmente disfrutamos de un dulce bocado en la mejor compañía.

 

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Cargando...