AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

¡Una receta navideña para sorprender a tus invitados!

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Volver a Sweet Life

Macarons de Navidad

Se acerca la Navidad y todos andamos buscando ideas originales para servir en estos días festivos. Desde Dulcesol os traemos una sencilla y vistosa con la que sorprender a la familia. Aunque dependiendo de la destreza y la imaginación de cada uno lo podemos complicar hasta el infinito y más allá :)

Para la idea que os propongo sólo vamos a necesitar unos sprinkles navideños como copos de nieve, estrellas, botitas de Papá Noel o bastoncitos de caramelos (se pueden encontrar en muchos supermercados y en tiendas de repostería creativa), un poco de glasa real  y unas pinzas. Yo he usado también colorante en polvo de brillo para darles un toque más festivo, aunque es completamente opcional.
La glasa real puede ser casera o de la que se encuentra en tubitos para decorar el la mayoría de supermercados, aunque se puede sustituir por un poco de chocolate blanco derretido.
Los más atrevidos podrán teñir la glasa y hacer formas más complicadas con distintos colores, purpurina comestible...

Si vamos a usarlo, empezamos pintando cada macaron Dulcesol con los polvo de brillo comestible con ayuda de un pincel.

Vamos poniendo gotitas de glasa sobre el macaron y colocando encima una estrella o un copo de nieve cogiéndolos con unas pinzas (o con los dedos si somos habilidosos).
Pintamos cada macaron con polvos de brillo con ayuda de un pincel suave.
Ponemos una gotita de glasa real y colocamos un sprinkle encima.
Repetimos la operación hasta que estemos contentos con el resultado.

 

Ingredientes

  • macarons Dulcesol
  • glasa real o chocolate blanco derretido
  • sprinkles navideños
  • colorante brillo en polvo comestible

 

Preparación

 

1. Empezamos pintando cada macaron Dulcesol con los polvo de brillo comestible con ayuda de un pincel.
2. Vamos poniendo gotitas de glasa sobre el macaron y colocando encima una estrella o un copo de nieve cogiéndolos con unas pinzas (o con los dedos si somos habilidosos).
3. Pintamos cada macaron con polvos de brillo con ayuda de un pincel suave.
4. Ponemos una gotita de glasa real y colocamos un sprinkle encima.
5. Repetimos la operación hasta que estemos contentos con el resultado.

 

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Cargando...