AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar el funcionamiento y experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Bizcochitos con sabor a infancia

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Volver a Sweet Life

Bocaditos de chocolate

Nina's Kitchen Entre 30 minutos y 1 hora Dificultad: Fácil

Recuerdo que cuando era pequeña, mi madre, alguna que otra vez, me compraba los bocaditos de chocolate de Dulcesol.   Estos bizcochitos con cobertura de chocolate duraban muy poco en casa… Recuerdo que me encantaba mojarlos en leche y era capaz de comerme cuatro o cinco seguidos.

Ahora, de mayor, los sigo consumiendo pero con más medida, ya que, a ciertas edades uno tiene que empezar a cuidarse.

En honor a aquellos tiempos, he recreado mis bizcochos favoritos: los bocaditos de chocolate, que aunque no saben exactamente igual, son bastante parecidos y siempre te sacarán de un antojo un domingo por la tarde.


 

Ingredientes

Para el bizcocho

4 huevos

120 g de azúcar

120 g de harina floja

Una pizca de sal

Ralladura de limón

Para la cobertura de chocolate

150 g de chocolate fondant

50 g de mantequilla

70 g de leche

 

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos el molde (tipo plumcake) que vayamos a utilizar.

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que tripliquen su volumen.

Añadimos la harina tamizada, la pizca de sal y la ralladura de limón.  Mezclamos con una espátula con movimientos suaves y envolventes.

Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado y alisamos la superficie con una espátula.

Horneamos unos 20 minutos, dependiendo de cada horno, pero sabremos si está hecho cuando pinchemos el centro con un palillo y éste salga completamente limpio.

Lo dejamos templar dentro del mismo molde encima de una rejilla, después desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

Mientras se enfría, preparamos la cobertura de chocolate.  Ponemos todos los ingredientes en un cazo, calentamos a fuego lento hasta que veamos que está prácticamente todo deshecho.  El resto se acabará de deshacer con el calor residual.

Una vez tengamos el bizcocho completamente frío, cortamos rebanadas de unos dos centímetros de ancho y las bañamos en el chocolate.

Por último, dejamos que se seque la cobertura de chocolate sobre una rejilla o sobre papel de hornear.

Apúntate a Sweet Life
Recibirás recetas y promociones exclusivas
Cargando...